jueves, 15 de junio de 2017

Dia 3. Dueñas - Valladolid. 30 kms.


Hoy teníamos la última etapa, y encima era corta. Durante el camino teníamos por un lado ganas de ir deprisita para evitar el calor, y por otro lado ganas de ir despacio para aprovechar los últimos tramos del canal.

Al final, ha sido una mezcla de ambos, íbamos deprisa cuando estabamos al sol y sin árboles, y aprovechábamos para ir despacio cuando teníamos árboles en la ribera.

El camino se va acercando a Valladolid, y claro como es lógico, cada vez se ven menos sistemas de regadío, y por contra cada vez mas carreteras, autovías, vías de tren y sobre todo fábricas.

En general el canal está bastante cuidado, y Jaime estaba sorprendido de la cantidad de "aclaraaguas" (esa especie de insectos de patas largas que parecen andar sobre las aguas) que al parecer son un síntoma de que el agua está en buenas condiciones. Los últimos kilómetros cada vez mas urbanos están bastante cuidados.

En la Dársena de Valladolid, es posible (por la cantidad de edificios e infraestructuras existentes) imaginarse el movimiento de tráfico de barcos y mercancías que en sus tiempos debió de haber. Y desde allí, el agua a la que hemos ido acompañando es desviada por unas tuberías de buen tamaño, al río Pisuerga que pasa por allí cerca.

miércoles, 14 de junio de 2017

Día 2. Fromista - Dueñas. 60 km.


Con unas previsiones de 40 grados, y para poder escapar al máximo del calor nos levantamos pronto y salimos de Fromista tempranito.

Los primeros 25 kilómetros eran del estilo de los últimos de la etapa anterior, con mucha grava y en ocasiones bastante suelta, lo que hacía el avance cansado y doloroso.

En la ruta se aprecian muchas obras hidráulicas, existen algunas construcciones de compuertas consecutivas bastante interesantes, como la exclusa cuádruple de Fromista, o la exclusa triple de Calahorra De Ribas, También hay algunas Centrales Minihidráulicas y  fábricas de harinas que antiguamente aprovechaban la fuerza del agua y las cuales la mayoría están en desuso y se encuentran en estado de ruina.




En Calahorra De Ribas fué donde en 1753 dio comienzo la construcción del Canal de Castilla, y donde las aguas del Canal se juntan con las Del Río Carrión para su regulación. Más adelante, en el Serrón sale a la derecha el ramal del norte que va hacia Medina de Rioseco, y posteriormente a la izquierda el ramal que va a Palencia. Dado que no está adecuadamente indicado, conviene ir controlando en que margen del canal situarse a fin de evitar tener que coger algún ramal no deseado.

El canal tuvo en su día una función principalmente para el transporte, hoy día llama la atención el potencial que tiene para el regadío de los campos adyacentes.

En esta etapa pudimos ver algunos pescadores de cangrejos, que al parecer tenían autorización para pesca sin límite de tamaño ni de unidades.

Es de destacar que en toda esta etapa no existe ningún punto para el avituallamiento, por lo que conviene salir con bastante agua (nosotros llegamos a Dueñas sin nada en la reserva).